El té es una bebida que es consumida por más de la mitad de la población mundial. Existen diferentes tipos de té, los cuales tienen diferentes características, colores y sabores. Sin embargo, todos los tipos de té se obtienen de las hojas la misma planta: la Camellia Sinensis.

Los tipos de té más reconocidos son el té verde, té negro, té oolong o té azul, té pu-erh o té rojo y el té blanco. Las características que definen a cada tipo de té se obtienen mediante los diferentes tratamientos, procesos y técnicas que se van aplicando a las hojas de té desde su cosecha hasta su envasado.

Té negro

Es el té mas conocido en el mundo occidental, puesto que todos crecimos remojando bolsitas de té en nuestras tazas. El té negro es un té completamente oxidado. Posee aproximadamente el 20% de cafeína de una taza de café.

El té negro puede ayudar a mantener saludables los niveles de colesterol cuando estos se encuentran dentro de los rangos normales, así como también a mantener la función cardiovascular y a mantener un sistema circulatorio sano.

Ver tés negros disponibles

Té verde

Es el tipo de té más consumido en el mundo, principalmente por ser la bebida mas consumida en Asia. En esta variedad de té las hojas tienen un grado de oxidación mínimo, lo que los fabricantes logran aplicando un golpe de calor a las hojas inmediatamente después de la cosecha.

Algunos té verdes son perfumados con esencias de flores mezclados con frutas para crear tés aromatizados y con sabor. Este tipo de té posee gran cantidad de antioxidantes, es bueno para la piel y los dientes y puede usarse para mantener un nivel de azúcar saludable en la sangre.

Ver tés verdes disponibles

Té azul oolong

También conocido como té Wulong, el té Azul se trata de un té semi-oxidado. La semi-oxidación se logra mediante el enrulado de las hojas de té.

El té azul oolong posee un sabor particular, que varía según la variedad, pudiendo ir desde un suave gusto a durazno con un toque floral, manteniendo un aroma dulce y un sabor suave.

Ver tés azules disponibles

Té blanco

Es uno de los té mas antiguos que existen, y su valor radica en que es elaborado a partir únicamente de los botones de las hojas de la planta del té. Las antiguas leyendas cuentan que estos botones de hojas podían ser recogidos únicamente por vírgenes con guantes blancos.

De un sabor suave, delicado aroma y un color claro, el té blanco es de producción limitada, por lo que suele tener un costo mayor al de sus contrapartes.

Ver tés blancos disponibles

Té rojo pu-erh

El té pu-erh posee un aroma a tierra distintivo. Se diferencia del té negro ya que a esta variedad se le deja crecer una capa delgada de moho en las hojas. Por supuesto, estos son inofensivos y son conocidos en la cultura China por tener efectos medicinales.

Como los grandes vinos reserva, al té pu-erh se lo deja añejar por varios años en barricas de madera hasta que adquiere su gusto inconfundible.

Ver tés rojos disponibles